Carros en remate: cómo ser comprador en remates de autos

19 de Febrero 2018, 09:32 hrs.

Periodista externa

En Costa Rica, no todos los lotes de vehículos en remate se gestionan igual, le contamos las bases para ser un buen comprador.

¿Cómo ser comprador de autos rematados?

Para los compradores más audaces y expertos existe la opción de los remates; algo distinto a adquirir un automóvil o motocicleta en una agencia o comprarlo directamente del dueño.

Los autos en remate son bienes que, por distintas razones, se venden a precios mucho menores que en el mercado, por lo que resultan muy atractivos, pero tome nota; es necesario prepararse para hacer un buen negocio.

Conozca el mecanismo

En términos generales, podemos encontrar lotes enteros de vehículos en remate por diferentes causas. Por lo que cada remate tiene un funcionamiento distinto:

  • Remates por impago de deudas: Periódicamente, los bancos o entidades financieras rematan lotes de automóviles de dueños que no pudieron pagar una deuda o el mismo préstamo sobre el carro. Cada banco tiene su propio mecanismo, pero los bancos suelen trabajar tanto la modalidad de venta directa o de subasta.
  • Remates por cambio de flotilla: Las instituciones públicas también suelen rematar vehículos cuando renuevan su flotilla. En este caso, la mayor parte de los remates son subastas. Las instituciones suelen publicar los carteles de remate en donde se piden entre otros requisitos: un depósito previo para reservar la paleta para pujar por alguno de los vehículos, se suele fijar un número limitado de ofertantes y una fecha previa para ver los automóviles en remate.
  • Remates de bienes confiscados por las autoridades judiciales: El proceso es similar a a los remates de las instituciones. Previa publicación oficial en La Gaceta, los juzgados realizan el remate con oferentes que han depositado un porcentaje previo para pujar y ser parte de la subasta.

*En todos los tipos de remate se requiere que el comprador cancele al día siguiente la totalidad del precio en que se vendió el automóvil; de otra forma el vehículo vuelve a entrar en remate.

También es importante saber que el comprador asume los gastos propios del traspaso y en algunos casos, debe pagar el avalúo del vehículo. Las entidades financieras también tienen opciones de financiamiento.

Habilidad de pujar, ojo para revisar

Como vemos, comprar un automóvil en remate requiere habilidades para participar en una subasta, contar los medios de compra y además tener un buen ojo para revisar el o los automotores que queremos comprar.

Aunque las organizaciones que rematan suelen dar dicha información, no podemos quedarnos sin seguir estos pasos:

  • Obtener el historial del automóvil: si tiene prendas, gravámenes o infracciones pendientes
  • Revisar el estado mecánico y del chasis del carro
  • Incluso consultar con el VIN (número de identificación del vehículo) su procedencia y si tuvo alguna modificación o levantamiento en el extranjero

Tome nota: La Ley de Tránsito del país prohíbe la re-venta de un vehículo declarado como pérdida total (a menos que sea para chatarra), y la importación de automóviles que fueran declarados pérdida total en otro país.

¿Cuan útil te resultó este artículo?


¿Ya estás listo para tener toda la información a tu alcance?

Pedir mi Informe