¿Ya tiene decidido comprarse un auto usado? No olvide consultar sus gravámenes antes

17 de enero 2018

Periodista externa
Valoración: 3.8 (65 votos)

Revisar si un vehículo tiene algún gravamen debe ser uno de los primeros pasos antes de hacer una compra. ¿Sabía que usted mismo puede hacer esa consulta?

Una de las complicaciones al momento de adquirir un auto usado es que éste tenga algún tipo de gravamen. Muchos de los compradores se enfocan primero en otros aspectos del carro: estado del chasis, mecánica, precio, tamaño y dejan de lado o para después, verificar si existe algún tipo de gravamen sobre el carro.

Pero, ¿qué es un gravamen?

Básicamente, es una carga u obligación a cumplir impuesta sobre un bien (pueden ser casas, terrenos, o en nuestro caso: vehículos). El gravamen es un dato público para cualquier persona que lo requiera, porque es una advertencia de que existe una restricción en el uso o disponibilidad del automóvil.

Confusión de términos

Tendemos a confundir el gravamen con otros asuntos restrictivos del vehículo usado. Un gravamen NO es una infracción de tránsito, tampoco es una multa o un registro de colisión. Tampoco son las llamadas “anotaciones”, estas tienen más que ver con procesos de registro. Todo ello lo veremos a detalle en otros artículos.

Existen varias categorías de gravámenes, pero entre las más comunes está por ejemplo, un crédito prendario. Esto significa que el vehículo es o fue utilizado como garantía para un préstamo de dinero.

Otros tipos de gravámenes con más complicaciones son una orden de embargo, una denuncia por hurto o robo, o que el automóvil pertenece a una empresa que está en proceso de quiebra. Es vital saber si el automotor está libre de gravámenes o si cuenta con ellos.

¿En qué afecta un gravamen a la compra del vehículo usado?

Pues en mucho. Resulta que si un carro registra gravámenes pueden pasar dos cosas:

  • A. Podemos comprar el vehículo pero estaríamos asumiendo todas las responsabilidades de esta obligación, sea que lo expresemos así o que no lo digamos.

Por lo que es imprescindible resolver el gravamen antes de comprar el automóvil. Dianela Ramírez Quesada, abogada y notaria, explica lo siguiente:

“En el ejemplo de un crédito prendario, tendríamos que investigar si este crédito está vigente aún o si solo es necesario contactar a las partes para que hagan lo respectivo ante el Registro Nacional para eliminar la prenda”

  • B. Si el gravamen es insalvable, como es el caso de un embargo o de una denuncia de robo; ese bien no se puede adquirir.

Canales de consulta de gravámenes

¿Y dónde se puede conocer el estado del vehículo (incluyendo los gravámenes)? Podríamos pensar que esto es trabajo exclusivo de un notario, pero lo cierto es que, como nos asegura la Licenciada Dianela:

“La información es pública y puede ser consultada por cualquier persona que lo desee”.

Cada vehículo que entra al país se debe inscribir en el Registro Nacional. El departamento de bienes muebles se encarga de llevar un historial de características, propietarios, infracciones, colisiones, multas y también los gravámenes.

Lo que necesitamos para ver todos estos datos es el número de placa del vehículo y acudir a los siguientes canales:

  • Ir personalmente al Registro Nacional (a su sede central en Curridabat o en sus sedes regionales)
  • En las Municipalidades
  • En el Banco de Costa Rica
  • O bien, ingresando en el sistema de consulta del sitio web del Registro: www.registronacional.go.cr o www.rnpdigital.com

Comentarios